lunes, 5 de noviembre de 2012

La Nazi On


Cómo ser antisemita y ni siquiera molestarse en disimularlo.
Lucas Llach publica esta nota, pretendidamente paródica de esta otra de Alejandro Bercovich.

La "gracia" de Llach consiste en reemplazar "judíos" por el "chinos" de la nota original.
Comete, claro, el típico "error" de antisemita: equiparar religión a nacionalidad.

El título de la nota: "¿Los judíos manejan el dólar blue?"
Trata de parodiar a "Dólar blue: los súper chinos se quedan con la mitad del mercado"
Es interesante: hay una cámara de supermercados chinos (que incluso negocian como tales con los gobiernos nacional y locales) pero no hay una cámara de negocios judíos.
Aunque a este sujeto le gustaría que la cámara para judíos sea la de gas.

"Aunque los traders del microcentro aseguran que la afluencia de personas de rasgos hebreos se incrementó...", es sólo una pequeña muestra de antisemitismo.

Sólo le falta pedir un Kristallnacht en los comercios de judíos en esta nota, de paso.
Lamentable y prejuiciosa nota de un tipo que derrapó, en un diario que derrapó.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La nota rápidamente la han borrado, visto el repudio generado. Ya no está disponible.

Anónimo dijo...

Ver la nota original en cache

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:blogs.lanacion.com.ar%2Fciencia-maldita%2Fdomestic-affairs%2Flos-judios-manejan-el-dolar-blue%2F

Joaquín dijo...

Estupidez grande como una casa la reacción desmedida de Ale Bercovich, mostró la hilacha terriblemente agrediéndolo de manera desmedida. Por que si hablaba de los chinos no pasa nada y si se la remplaza por judio está mal.
Acá hay un error de origen que es la nota original sobre la que construyo erróneamente Lucas Llach que buscaba ser irónica y a la vez concientizar sobre esta falla primigenia.
Es muy pero muy idiota tratar de nazi a Llach o la nación.

cybernona dijo...

Bercovich describe un fenómeno económico ilegal y cita fuentes cinfidenciales. Si efectivamente el 50% de las transacciones del mercado negro de divisas se concentran en manos de un actor económico es imperioso iniciar una investigación judicial. La parodia de Llach desvía el eje de la denuncia del "qué" al "quién" y no contribuye en nada a esclarecer la verdad de la noticia. Me parece una chicana barata, como los insultos al jugador contrario para hacerse foulear. O los chistes sexistas que al ser justamente rechazados provocan en el agresor un canchero: pero no te pongas así, es un chiste!!". No, no es un chiste. Es una bravata estupida. Si quiere polemizar APORTE DATOS Llach.